Los bosques mediterráneos amenazados por el cambio climático

12 May 2008 | International news release

Conclusiones alcanzadas en el taller internacional celebrado en Atenas, Grecia, durante del 14 al 17 de abril de 2008 bajo el título: “Adaptación al cambio climático en la gestión y conservación del bosque mediterráneo”, organizado conjuntamente por WWF y UICN

Los rápidos y bruscos cambios en el uso del suelo debidos principalmente a la presión del desarrollo y a la expansión urbana descontrolada, la fragmentación de los hábitats causada por las infraestructuras de transporte, la sobreexplotación de los recursos y la contaminación son algunos de los factores que están afectando a los bosques mediterráneos y causando su degradación. Si a esto le añadimos el cambio climático, acompañado de las olas de calor, sequías y aumentos generalizados de temperatura, la resiliencia y la capacidad de adaptación de los bosques se van agotando.

Esta es una de las numerosas conclusiones alcanzadas en el taller internacional celebrado en Atenas, Grecia, durante del 14 al 17 de abril de 2008 bajo el título: “Adaptación al cambio climático en la gestión y conservación del bosque mediterráneo”, organizado conjuntamente por WWF y UICN.

Los bosques se encuentran entre los ecosistemas más importantes del Mediterráneo, debido tanto a la alta biodiversidad que albergan como a los servicios medioambientales que ofrecen. La estabilización y la reducción de la erosión del suelo, la mejor captación de aguas superficiales, el enriquecimiento de los embalses subterráneos, la estabilización de los microclimas urbanos, la producción de biomasa y los beneficios económicos directos como opción turística constituyen tan sólo una parte de los servicios que nos aportan.

Los incendios forestales representan una de las consecuencias más directas e inmediatas del cambio climático en los bosques mediterráneos. La combinación de los efectos del cambio climático como los periodos prolongados de temperaturas elevadas, los fenómenos meteorológicos extremos (olas de calor y fuertes vientos) con los cambios en el uso del suelo incita a un aumento en la frecuencia, intensidad y alcance de los incendios. Estas condiciones se observan predominantemente en la zona norte del Mediterráneo (Portugal, Grecia, España), pero si se extienden también a las regiones meridionales, las consecuencias para los ecosistemas forestales en todo el Mediterráneo serán dramáticas.

Si bien la falta de datos científicos supone a menudo un obstáculo en la toma de decisiones relativas a las actividades de protección de los bosques contra el cambio climático, la barrera más importante sigue siendo la falta de comprensión del problema y de voluntad política para afrontarlo, afirma Pedro Regato, representante de UICN. Y añade: Dicha voluntad debería incluir el desarrollo de incentivos para los propietarios y usuarios de la tierra, para que adapten sus prácticas.

Los ecosistemas forestales más vulnerables de Grecia son aquellos que están al límite de su expansión natural. Los bosques de islas y costas, así como los de las zonas montañosas del sur de Grecia, como Taygetos y Parnonas, constituyen un ejemplo de estos sistemas gravemente amenazados. Del mismo modo, los bosques del Norte de Grecia también se encuentran amenazados debido al cambio de las condiciones climáticas; como por desgracia quedó demostrado durante el verano pasado.

En cuanto a la protección de los bosques griegos, es fundamental el desarrollo de un nuevo enfoque integral de protección forestal. Este debe basarse en tres ejes fundamentales: (i) la articulación de la gestión de los bosques a nivel de paisaje, con una mejor coordinación de los servicios que comparten competencias; (ii) la mejora del papel y la capacidad del servicio forestal y del apoyo material para respaldar la investigación forestal aplicada; y (iii) desarrollo de un sistema integrado de protección de la naturaleza a través de una red de áreas protegidas funcionales, que asegure la conservación de los hábitats forestales más valiosos.

En lo referente a las políticas de gestión y supresión de incendios, hay que reforzar las medidas para una gestión forestal apropiada y para la puesta en marcha de medidas destinadas a la prevención de incendios. En cuanto a la supresión de incendios, hay que fomentar una cultura de formación continua y un desarrollo e intercambio de conocimientos y experiencia. También es necesario crear equipos antiincendios modernos, especializados y bien equipados en el Cuerpo de Bomberos, y una coordinar de forma efectiva a los servicios forestales, las instituciones científicas y a las unidades de bomberos. Cabe destacar que WWF Grecia está completando una propuesta global en cuanto a las mejoras necesarias que deben aplicarse en el sistema de protección forestal de Grecia. Las conclusiones de este se incluirán en este proceso, cuya finalización está prevista para después de la Pascua Ortodoxa griega.

Ante al cambio climático, los bosques de nuestro país son cada vez más vulnerables e importantes. Junto con los esfuerzos para frenar el cambio climático, es imprescindible poner en marcha medidas urgentes para afrontar esta realidad y conservar nuestra riqueza forestal. WWF Grecia trabaja incansablemente en esta dirección, afirma Dimitri Caravelas, CEO de WWF Grecia.

 

Notas para los editores:

El taller internacional Adaptación al cambio climático en la gestión y conservación del bosque mediterráneo tuvo lugar en el marco del programa de WWF Grecia Bosques para el futuro para detener las causas de la degradación de los bosques en Grecia. El programa comenzó en enero de 2008 y su financiación ha sido posible gracias al apoyo económico de las instituciones de I. Latsis, A.G. Leventis y Bodosakis, y de los donantes individuales de la organización.

 

Para más información:

Dimitris Caravelas, CEO de WWF Grecia; Tel.: + 30 2103314893. d.karavellas@wwf.gr

 

Constandinos Liaricos, Director de Conservación WWF Grecia; Tel.: +30 6982471720; c.liarikos@wwf.gr

 

Pedro Regato, Senior Programme Officer, IUCN Centre for Mediterranean Cooperation; Tel: + 34 645810097: pedro.regato@iucn.org