Las áreas clave para la biodiversidad son zonas de importancia internacional para la conservación de biodiversidad que se protegen con el uso de áreas protegidas y otros mecanismos de gobernanza. Se identifican a nivel nacional por estándares simples, basados en su importancia para mantener las poblaciones de especies. Como las fundaciones para desarrollar un enfoque por ecosistemas y para mantener las redes ecológicas efectivas, las áreas clave para la biodiversidad son el punto de partida para la planificación de conservación del paisaje. Los gobiernos, las organizaciones intergubernamentales, las ONG, el sector privado y otros interesados directos, pueden establecer áreas clave para la biodiversidad como una herramienta para identificar redes nacionales de áreas importantes a nivel internacional para su conservación.

Áreas de importancia para las plantas (IPA en inglés)

El Centro de Cooperación del Mediterráneo de la UICN y Plantlife International están colaborando con la Comisión para la Supervivencia de Especies de la UICN y Planta Europa para desarrollar el programa de áreas de importancia para las plantas (IPA) en la zona mediterránea. Las IPA persiguen ser áreas de gran importancia botánica para las especies y hábitats amenazados y para la diversidad de las plantas en general, que pueden identificarse, protegerse y gestionarse como zona.

El proyecto de Centros de Diversidad de Plantas de WWF y la UICN (1994) identificó amplias regiones de importancia botánica, y el Mediterráneo se encontraba entre las más notables. El programa de IPA tiene el objetivo de continuar con este enfoque e identificar áreas que resulten apropiadas para una aproximación a la conservación basada en zonas.