Casi un reptil de cada cinco lucha por la supervivencia

15 February 2013 | International news release

El 19% de los reptiles del mundo están amenazados de extinción, según un estudio publicado hoy por la Sociedad Zoológica de Londres (ZSL) conjuntamente con expertos de la Comisión de Supervivencia de Especies de la UICN (CSE).

El estudio, publicado en la revista Biological Conservation, es el primero en su género en presentar el estado de conservación de los reptiles a escala mundial. Más de 200 expertos de renombre mundial evaluaron el riesgo de extinción de 1500 especies de reptiles del mundo entero, seleccionadas de forma aleatoria.

Del 19% de reptiles amenazados de extinción, el 12% están clasificados en la categoría En Peligro Crítico de Extinción, 41% En Peligro y 47% Vulnerables.

“Es un avance muy importante con miras a evaluar el estado de conservación de los reptiles a escala mundial”, dice Philip Bowles, Coordinador de la Autoridad de la Lista Roja para Saurios y Ofidios de la Comisión de Supervivencia de Especies. “Los resultados del estudio son una señal de alarma acerca del estado de estas especies y las amenazas crecientes que enfrentan. Es una prioridad para la conservación responder a las amenazas observadas, entre las que se cuentan la destrucción del hábitat y la sobreexplotación, con miras a poder revertir el declive de estos reptiles.”

Se indica en el estudio que tres especies En Peligro Crítico de Extinción están ya probablemente extintas. Una de ellas, el lagarto corredor Ameiva vittata, fue observado sólo en ciertas zonas de Bolivia. El nivel de amenaza sigue siendo particularmente alto en las regiones tropicales, especialmente a causa de la conversión de hábitats a usos agrícolas y la explotación maderera. El hábitat del lagarto está prácticamente destruido; dos misiones de búsqueda de la especie no lograron encontrarla.

“Se asocia a menudo a los reptiles con hábitats extremos y difíciles condiciones ambientales; por eso resulta fácil suponer que les irá bien en nuestro mundo cambiante,” dice la Dra. Monika Böhm, autora principal del documento. “Sin embargo, hay numerosas especies que requieren hábitats y condiciones climáticas muy especiales para su funcionamiento cotidiano, lo que las vuelve particularmente vulnerables a los cambios ambientales.”

El riesgo de extinción no está igualmente repartido en este grupo sumamente diverso: las tortugas de agua dulce corren un riesgo especialmente elevado, reflejando el alto nivel de amenaza que enfrenta la biodiversidad del agua dulce del planeta en general. El estudio estima que el 30% del conjunto de reptiles de agua dulce están próximos a la extinción, un porcentaje que alcanza el 50% si se consideran las tortugas de agua dulce solamente, porque éstas se ven también afectadas por el comercio nacional e internacional.

Pese a que los reptiles terrestres no están sometidos al mismo nivel de amenaza, sus áreas de repartición que son a menudo limitadas, su movilidad restringida y sus específicos requerimientos biológicos y ambientales los vuelven particularmente vulnerables a la presión antrópica. En Haití, seis de las nueve especies estudiadas del lagarto Anolis corren un elevado riesgo de extinción, a causa de la extensa deforestación en dicho país.

Conocidos colectivamente con el nombre de “reptiles”, los ofidios, los lagartos, los anfisbénidos o lagartos ápodos, los cocodrilos, las tortugas acuáticas y terrestres y los esfenodontes o tuataras (reptiles endémicos de Nueva Zelandia, semejantes a los lagartos) han conocido una larga y compleja historia desde que aparecieron en el planeta hace unos 300 millones de años. Desempeñan diversas funciones vitales para el funcionamiento de los ecosistemas del planeta, en tanto depredadores y presas.

“Es preciso colmar las lagunas del conocimiento y subsanar las deficiencias de las acciones de conservación para hacer que los reptiles sobrevivan y prosperen en todo el mundo,” dice el Dr. Ben Collen, Director de la Unidad de Indicadores y Evaluación de la Sociedad Zoológica de Londres. “Los resultados del estudio facilitan y aceleran la toma de decisiones importantes para la protección de las especies y sitúan claramente a los reptiles en el mapa de la conservación.”

Los datos de este estudio formarán parte de la evaluación mundial de los reptiles que realiza actualmente la UICN.

Para más informaciones o para concertar entrevistas, sírvase dirigirse a:
Ewa Magiera, Relaciones Prensa UICN, móvil +41 79 856 76 26, ewa.magiera@iucn.org