Los pastoralistas por todas partes del mundo son a menudo mal entendidos y mitos que no corresponden a la realidad. Estas ideas erróneas llevar al establecimiento de políticas de desarrollo e intervenciones que constituyen obstáculos serios al manejo sostenible de la tierra resultando en la permanencia del estado de pobreza entre los pastoralistas.

Para lograr las dos metas de la IMPS, la sostenibilidad ambiental de los pastizales y la reducción de la pobreza pastoril, es necesario vencer los prejuicios anti-pastoriles y poner fin a las políticas y prácticas nocivas.

En años recientes ha aumentado el consenso de que la pobreza pastoral se debe a la marginación social, económica y política de los pastoralistas.

Es un hecho aceptado por muchos que en los entornos de pastizales la movilidad es un requisito necesario para la utilización eficaz de los recursos naturales, y se entiende que la falta de apoyo a la movilidad pastoril se ha traducido en la prestación fallida de servicios. Empero, la realidad subyacente, y a menudo no reconocida, es que el pastoreo también constituye una estrategia de conservación que puede hacer el mejor uso posible de los pastizales, tanto en términos de espacio (acceso a pastizales extensos) como de tiempo (haciendo el mejor uso posible del pastoreo estacional). Todavía queda sen responder la cuestión del papel que pueden jugar los pastoralistas en la conservación si hubiera un ambiente político y jurídico más favorable. La IMPS contribuirá a franquear este vació por medio de una estudios hechos por los contrapartes nacionales que comparten las mejores practicas en los sectores de desarrollo y medio ambiente.

Es sin embargo importante tener en cuenta que el proyecto ni apoyó “volver atrás las agujas del reloj” ni “helar” a los pastoralistas en su estadio actual. Han ocurrido muchas perdidadas de tierras pastizales son un testimonio que contradicha tales estrategias. Sea cual sea el futuro del pastoralismo, ha llegado a su forma actual gracias a muchos influjos sobresalientes del siglo veinte que imposibilitan un retorno a unas condiciones ideales previamente existentes. Tales influjos incluyen por ejemplo la perdida de pastizales a favor de cultivos, la conversión de los pastizales en zonas prohibidas por razón de conservar la naturaleza y razones políticas, económicas y también de marginación social, de todos modos, es todavía posible asegurar que las políticas, los mecanismo legales y sisTemas de apoyo apropiados sean elegidos para posibilitarles a los pastoralistas mejorar la sostenibilidad económica, social y ecológica de sus medios de vida. El papel de la IMPS es la de facilitar todo esto por medio de un proceso de recopilar y manejar información desarrollando instrumentos de abogacía, capacitando para influir en la política, apoyando los procesos de cabildeo y estableciendo redes para aumentar el aprendizaje y fortalecer el debate sobre política.