El manejo sostenible de los guanacos sí es posible

02 March 2011 | News story

El uso de guanacos (Lama guanicoe), junto con el de vicuñas (Vicugna vicugna) son ejemplos únicos de uso no-consuntivo de fauna, ya que permiten la esquila de animales en vivo que luego son liberados al medio natural.

Durante los últimos años se han desarrollado en Argentina, experiencias de captura, esquila y liberación de guanacos silvestres para la obtención de su fibra, bajo la lógica de proyectos de Manejo Comunitario de Vida Silvestre, cuyos objetivos son la preservación de especies silvestres mediante la generación de incentivos económicos para las comunidades locales.

Dado que los guanacos se distribuyen mayoritariamente en tierras privadas, los beneficiarios suelen ser medianos o grandes productores ovinos. Desde el año 2005 miembros del GECS (Grupo de Especialistas en Camélidos Sudamericanos) están colaborando en la creación e implementación de un modelo alternativo de uso de guanacos en el área donde se encuentra una de las únicas poblaciones migratorias de guanacos del país.

La Cooperativa Payún Matru fue creada en el año 2005 en la Reserva mendocina La Payunia y está conformada en gran parte por pequeños productores de bajos recursos que trabajan en tierras fiscales. Todos los años la cooperativa realiza actividades de instalación de la manga de captura, arreo, esquila, liberación de los guanacos y procesamiento de la fibra. Dado que las capturas se llevan a cabo en un área protegida, luego de las mismas todas las instalaciones deben ser desmanteladas para minimizar el impacto ambiental.

La iniciativa cuenta con varios socios, tales como: la Municipalidad de Malargue, la Dirección de Recursos Renovables de Mendoza, el CONICET y las ONGs WCS y SCI. Las capturas de guanacos son llevadas a cabo siguiendo el Protocolo de Bienestar Animal desarrollado por el GECS y son monitoreadas por veterinarios de WCS/GECS. El apoyo a la experiencia contempla el acompañamiento en la comercialización, generación de nuevos mercados y visibilización de la experiencia a nivel nacional e internacional.

Luego de cinco años de intenso trabajo, la cooperativa logró recientemente exportar hilo artesanal de guanaco a EE.UU., abriendo así un nuevo mercado para la fibra y creando nuevos puentes para unir la conservación y la reducción de la pobreza.

Para más información, contacte a:  Gabriela Lichtenstein, Grupo de Especialistas en Camélidos Sudamericanos, lichtenstein.g@gmail.com