El movimiento de restauración de paisajes se aproxima a los 50 millones de hectáreas con los compromisos de Costa Rica y El Salvador

06 December 2012 | International news release

El movimiento mundial encaminado a restaurar 150 millones de hectáreas de tierras deterioradas y deforestadas de aquí a 2020 – conocido como el “Desafío de Bonn” – cobra hoy nuevo impulso en la conferencia de las Naciones Unidas sobre el clima en Doha, al comprometerse Costa Rica y El Salvador a restaurar hasta un millón de hectáreas cada uno. Nos aproximamos así a los 50 millones de hectáreas – un tercio de la meta – y se reconoce ampliamente que la mayor iniciativa de restauración de la historia está bien encaminada.

La consecución de la meta del Desafío de Bonn, lanzado en septiembre de 2011 en Bonn, Alemania, por la Alianza Mundial para la Restauración del Paisaje Forestal, redundará en numerosos e importantes beneficios para la humanidad y el planeta, incrementando por ejemplo la seguridad alimentaria y potenciando la protección de la biodiversidad y los medios de vida de las poblaciones. Con sus promesas, Costa Rica y El Salvador se suman a Estados Unidos, Ruanda y la Coalición de Restauración del Bosque Atlántico de Brasil.


“Los gobiernos y los pueblos quieren soluciones factibles a las mayores amenazas que enfrentamos hoy, incluyendo el cambio climático. El Desafío de Bonn es una solución basada en la naturaleza; por eso suscita la atención mundial”, explica Julia Marton-Lefèvre, Directora General de la UICN, que coordina la Alianza Mundial para la Restauración del Paisaje Forestal. “Ya hemos realizado grandes progresos, pero se necesitan más compromisos como los de Costa Rica y El Salvador para alcanzar nuestra meta mundial.”


Con compromisos oficiales ya formulados por más de 20 millones de hectáreas, una declaración de intención de la India por 10 millones, y 20 millones que se sumarán de la Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques, nos aproximamos al impresionante total de 50 millones de hectáreas.

“Restaurar 150 millones de hectáreas en los próximos 10 años podría reducir el “déficit de reducción de las emisiones” entre un 11 y un 17%, e inyectaría más de 80.000 millones de dólares anuales en las economías locales y nacionales”, dice Stewart Maginnis, Director Mundial de Soluciones basadas en la naturaleza en la UICN.


“Nuestro compromiso de restaurar un millón de hectáreas – la mitad del territorio nacional - es una seria y desesperada respuesta a un cambio climático que le valió a nuestro país el primero y cuarto lugar, en 2009 y 2011 respectivamente, en el índice Germanwatch de riesgo del cambio climático,” dice Herman Rosa Chávez, Ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales de El Salvador. “Con un apoyo adecuado, la restauración de paisajes a esta escala nos permitirá asimismo hacer una importante contribución a la mitigación del cambio climático y a la conservación de la biodiversidad, mejorando considerablemente nuestros sumideros de carbono, potenciando nuestros medios de subsistencia, los servicios ecosistémicos y la resiliencia frente a las catástrofes. La restauración de paisajes puede ser considerada como una estrategia de mitigación, pero para El Salvador es un factor urgente y esencial de adaptación y de reducción de las pérdidas y daños crecientes vinculados con el clima”.


“Me alegran mucho los compromisos anunciados hoy”, dice Bianca Jagger, Embajadora de la campaña “Plantar una Promesa”, y Presidenta de la Fundación Bianca Jagger de Derechos Humanos. “Esperamos que los demás compromisos que están en preparación se formalicen rápidamente con la Alianza Mundial para la Restauración del Paisaje Forestal.”


“La destrucción del medio ambiente es un grave problema de derechos humanos, y el Desafío de Bonn nunca ha tenido más actualidad. Restaurar áreas deterioradas y deforestadas no significa sólo plantar árboles. Los pueblos y las comunidades están en el corazón de esta acción de restauración, que transforma áreas degradadas o estériles en paisajes fértiles y productivos.”

“El público debería seguir instando a los gobiernos, a las empresas, a los terratenientes y a las colectividades a obrar para alcanzar el objetivo del Desafío de Bonn. Tenemos una oportunidad única para renovar nuestros paisajes deteriorados y deforestados ahora mismo. De ello depende nuestro destino y el destino de las futuras generaciones.”


Hace unos meses, durante la conferencia de las Naciones Unidas sobre el desarrollo sostenible “Rio+20” que se celebró en Rio de Janeiro, más de un millón de personas votaron por el Desafío de Bonn como segundo tema más importante sobre el que los jefes de Estado deberían tomar medidas. Aprovechando este interés del público, Airbus y la UICN lanzaron la campaña “Plantar una Promesa”, mediante la cual toda persona puede, gracias a una petición en línea, solicitar a los gobiernos, propietarios y colectividades que restauren tierras en respuesta al Desafío de Bonn. Esta alianza sin precedentes ha impulsado la participación popular en los recientes éxitos del Desafío de Bonn y nos muestra cómo trabajar juntos para poner en marcha soluciones prácticas.
“Invito a todos a apoyar nuestra campaña y firmar nuestra petición en www.plantapledge.com ” dice Bianca Jagger.


Notas para los redactores

¿QUÉ ES EL DESAFÍO DE BONN?

En septiembre de 2011, gobiernos, empresarios y expertos en medio ambiente se comprometieron ante la Alianza Mundial para la Restauración del Paisaje Forestal (GPFLR por sus siglas en inglés) a obrar en pro de la restauración de 150 millones de hectáreas de paisajes destruidos de aquí a 2020. Esta meta, ambiciosa pero realizable, representa un enorme progreso en materia de aceptación de la restauración de paisajes como un medio de responder a los retos globales y locales. Se la conoce como el “Desafío de Bonn”, y se reconoce ampliamente que es la mayor iniciativa de restauración conocida hasta el presente en el mundo.

El Desafío de Bonn contribuirá considerablemente a la actual Meta 15 del Convenio sobre la Diversidad Biológica (restaurar como mínimo el 15% de los ecosistemas deteriorados del planeta de aquí a 2020) y a la meta REDD+ del CMNUCC (aminorar, detener y revertir la deforestación y la pérdida de carbono forestal).

¿CÓMO SE PRESENTA UN COMPROMISO OFICIAL DE UN GOBIERNO CON EL DESAFÍO DE BONN?

La UICN y los socios de la Alianza Mundial para la Restauración del Paisaje Forestal trabajan para ayudar a los gobiernos, terratenientes, empresas y organizaciones no gubernamentales a definir sus compromisos, incluyendo la superficie a restaurar, la escala temporal (antes y después de 2020), sus funciones, objetivos, y el tipo de actividades a realizar.
• La Alianza seguirá las acciones de los propietarios o encargados de gestión de las áreas comprometidas para ser restauradas y les pedirá cuentas.
• Los compromisos se anunciarán en los eventos de la Alianza en los próximos 12 meses. Se publicarán en la página web de la Alianza y se enlazarán con el “mostrador” de la campaña UICN/Airbus “Plantar una Promesa”.
• La consecución de la meta del Desafío de Bonn dependerá del éxito de centenares de proyectos de restauración en el mundo entero.
¿QUÉ ES LA RESTAURACIÓN DE UN PAISAJE FORESTAL?

• La restauración forestal y paisajística convierte a áreas estériles o deterioradas en paisajes fértiles, sanos y productivos, que pueden satisfacer de forma sostenible las necesidades de la población y del medio ambiente natural.
• La reparación de paisajes deteriorados restablece su capacidad de aportar beneficios a las poblaciones, a la fauna y flora silvestres y a los medios de vida; crea más capacidad en el planeta para procesar los gases de invernadero; y, según las estimaciones, inyecta 84 mil millones de dólares (netos) en la economía mundial.
¿QUÉ ES LA CAMPAÑA “PLANTAR UNA PROMESA”?

• “Plantar una Promesa” es una campaña pública ideada por UICN y Airbus, con miras a incrementar considerablemente el apoyo al Desafío de Bonn; insta a los gobiernos, a las empresas y a los expertos en medio ambiente a obrar mancomunadamente para restaurar paisajes deteriorados y destruidos en el mundo entero con miras a responder al Desafío de Bonn, la mayor campaña de restauración realizada hasta el presente.
• Invitamos a todos a visitar www.plantapledge.com, y a comprometer su apoyo. Con un clic, contribuirá así a instar a los gobiernos a que cumplan sus promesas, liberando a millones de personas de la pobreza, inyectando miles de millones de dólares en la economía mundial y convirtiendo al planeta en un lugar más verde y más sostenible.
• La UICN utilizará estas firmas para que los gobiernos formulen sus promesas por escrito y se comprometan de forma precisa acerca de superficies, lugares, cronogramas y métodos de restauración.
El “déficit de reducción de las emisiones”

El déficit de reducción de emisiones es el déficit estimado de acciones de mitigación del cambio climático requeridas para impedir que el aumento de la temperatura exceda 2oC, una vez que se han tomado en cuenta todas las acciones y compromisos actuales de reducción de gases de invernadero.

ACERCA DE LOS SOCIOS

La Alianza Mundial para la Restauración del Paisaje Forestal
www.ideastransformlandscapes.org  

La Alianza Mundial para la Restauración del Paisaje Forestal (GPFLR por sus siglas en inglés) es una red mundial que une a gobiernos influyentes, grandes organizaciones de la ONU y no gubernamentales, empresas e individuos en torno a una causa común.
La Alianza fue lanzada en 2003 por la UICN, el WWF y la Comisión Forestal de Gran Bretaña. Desde entonces, más de 25 gobiernos y organizaciones internacionales y no gubernamentales se han sumado a ella.
La Alianza obra para suscitar apoyo por parte de los decisores y creadores de opinión, a nivel tanto local como internacional, y para influir sobre los marcos jurídicos, políticos e institucionales en pro de la restauración del paisaje forestal.
La Red de Aprendizaje de la Alianza es vital para intercambiar experiencias de restauración del paisaje forestal en todas partes del mundo, y para la consecución de hitos tan importantes como el Desafío de Bonn. Esta experiencia incluye el apoyo a actividades y proyectos innovadores en entornos tan diversos como China, Ruanda, Indonesia, Corea del Norte, Brasil y Estados Unidos.
La Alianza Mundial para la Restauración del Paisaje Forestal organizó, conjuntamente con el gobierno alemán, la mesa redonda que tuvo lugar en Bonn en septiembre de 2011, durante la cual se puso en marcha el Desafío de Bonn.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) www.iucn.org  

La UICN contribuye a encontrar soluciones pragmáticas a los principales desafíos ambientales y de desarrollo que enfrenta el planeta. La UICN trabaja en los ámbitos de biodiversidad, cambio climático, energía, medios de subsistencia y una economía mundial más ecológica, apoyando la investigación científica, gestionando proyectos de campo en todo el mundo, y reuniendo a los gobiernos, las ONG, las Naciones Unidas y las empresas, con miras a desarrollar políticas, legislación y prácticas óptimas.

La UICN coordina la Alianza Mundial para la Restauración del Paisaje Forestal, la cual organizó, conjuntamente con el gobierno alemán, la mesa redonda que tuvo lugar en Bonn en septiembre de 2011, durante la cual se puso en marcha el Desafío de Bonn.