Liberia se une a la familia de la UICN

27 February 2009 | News story

El gobierno de la República de Liberia anunció oficialmente su decisión de adherirse a la UICN, convirtiéndose en el 87º Estado miembro de la organización ambiental más grande y antigua del mundo.

El bloque restante más extenso del ecosistema de bosques húmedos de Alta Guinea se encuentra en Liberia. Se estima que le país alberga el 42% del bosque húmedo de Guinea existente. El Parque Nacional de Sapo, el mayor del país, contiene un bloque de bosque pluvial tropical primario que es el segundo de la sub-región de África Occidental por su extensión, después del Parque Nacional Tai de la vecina Costa de Marfil.

“La adhesión de Liberia a la UICN reforzará la coalición medioambiental en la sub-región y facilitará nuestro trabajo y lazos de asociación con un país que, pese a los conflictos civiles y otras dificultades, ha logrado conservar una proporción importante de áreas de biodiversidad, incluyendo una importante cobertura de bosque húmedo de Alta Guinea. Liberia es además el segundo país de habla inglesa de la región PACO (Programa África Central y Occidental) que se adhiere a la UICN, siendo la mayoría de ellos francófonos”, señala el Dr Aimé J. Nianogo, Director Regional de la UICN para África Central y Occidental.
La Autoridad Nacional de Desarrollo Forestal (FDA) será el órgano de enlace del novísimo miembro de la UICN con la Secretaría. Tras la devastación de la biodiversidad del país causada por siete años de guerra que concluyeron en 1996, el gobierno, a través de la FDA, se asoció a varias instituciones en 1997 para restaurar diversos lugares de alta concentración de biodiversidad, como el Parque Nacional de Sapo. El deseo de conservación condujo a la creación de la Iniciativa para los Bosques de Liberia (LFI), una asociación flexible de entidades nacionales e internacionales del sector forestal.

La UICN participó activamente en los estudios preliminares que condujeron a la creación del Parque Nacional de Sapo, sede de una riquísima diversidad floral, con un gran número de especies endémicas. El Parque alberga unas 125 especies de mamíferos, 590 tipos de aves y una gran cantidad de especies amenazadas.

La UICN colaboró activamente con Liberia hasta el estallido de la guerra civil en 1989 y reanudó su apoyo al país uniéndose a la Iniciativa para los Bosques quince años después.

Pese a los notables resultados obtenidos hasta ahora por el país y sus socios, se ha observado recientemente un palpable aumento de la caza y del consumo de animales silvestres, como consecuencia de la construcción de carreteras y de la tala ilegal y la caza furtiva practicadas por trabajadores en bosques de alto valor ecológico.

La caza furtiva constituye actualmente la principal amenaza para una amplia variedad de especies endémicas y amenazadas, como la diezmada mangosta de Liberia, el hipopótamo pigmeo, el elefante de la selva y una importante población de chimpancés.

Es también prioritario recuperar los buques encallados o dañados que se encuentran en los puertos o a lo largo de la costa, para reducir los riesgos que entrañan para la biodiversidad marina y mejorar la seguridad marítima.

“Esperamos que la UICN pueda contribuir significativamente al refuerzo de capacidades en el sector ambiental, porque es nuestra prioridad en Liberia”, comentó T. John Woods, Director Ejecutivo de la FDA.
 

Liberia es parte activa en la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) que firmó en1981. El país ratificó también la Convención Africana sobre la Conservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales y, en 2002, se adhirió a la Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural, la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y el Protocolo de Kyoto, así como al Convenio de Estocolmo sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes. Es también parte en la Convención sobre la Diversidad Biológica (CDB) desde 2000 y en su Protocolo sobre Bioseguridad desde 2002. Liberia firmó y ratificó asimismo la Convención de Lucha contra la Desertificación en 1998 y su compromiso con el Convenio de Viena para la Protección de la Capa de Ozono en 1996, año en que se adhirió también al Protocolo de Montreal relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono.

www.iucn.org/paco

Sra Monique C. Yigbedek Bisseck, Encargada de apoyo y desarrollo de los constituyentes para África Central y Occidental, PO.Box 5506 Yaoundé – Camerún, teléfono. +237 22 21 64 96, fax +237 22 21 64 97, monique.yigbedek@iucn.org


This image shows the courtship behavior of Indian Bull frogs (Holobatrachus tigerinus). During the monsoon, the breeding males become bright yellow in color, while females remain dull. The prominent blue vocal sacs of male produce strong nasal mating call.