No más COP malas, es tiempo de una buena COP

28 November 2011 | IUCN statement
0 CommentsWrite a comment

Durban, Sudáfrica , 28 de noviembre de 2011 (UICN) – Los gobiernos no pueden ignorar el papel efectivo e inmediato que cumple la naturaleza para enfrentar los efectos derivados del cambio climático, asegura la UICN.

Entre los temas claves de la Cumbre de Naciones Unidas sobre Cambio Climático está el cómo lograr la mejor utilización de las soluciones basadas en la naturaleza para reducir los impactos dañinos del cambio climático, que complementen a su vez la acción urgente que los gobiernos deben realizar para reducir la emisión de gases de efecto invernadero.

“La adaptación basada en ecosistemas es costo efectiva, es una solución ganar-ganar que los gobiernos deben incorporar en sus políticas nacionales e implementar de manera inmediata en el campo”, dice Stewart Maginnis, Director del Grupo de Ambiente y Desarrollo de la UICN. “Mejorar el manejo de cuencas, arrecifes de coral, manglares y bosques de manera tangible mejora también la resiliencia de los medios de vida de las personas cuando enfrentan las consecuencias repentinas y de largo plazo del cambio climático”.

Existe evidencia de que un manejo apropiado de la naturaleza ayuda a reducir la vulnerabilidad de las personas ante las amenazas del cambio climático. Proteger los ecosistemas naturales también ayuda a reducir la velocidad de este fenómeno, al capturar y almacenar grandes cantidades de carbono.

“Las inversiones y los compromisos hechos por los gobiernos de conservar la biodiversidad en ecosistemas intactos, que incluyen áreas protegidas, es una solución ganar-ganar, costo efectiva y aplicable en lugares importantes para pueblos indígenas, comunidades locales y especialmente mujeres”, menciona Trevor Sandwith, Director del Programa Global de Áreas Protegidas de la UICN.

Una de las opciones más avanzadas es el programa de protección basado en bosques para la reducción de emisiones por deforestación y degradación, conocido como REDD+. Debemos acelerar la implementación de este mecanismo ambiental y socialmente equitativo a escala nacional, dice UICN. El mundo industrializado necesita eliminar los cuellos de botella que actualmente impiden el flujo de recursos ofrecidos y los países tropicales necesitan aprovechar este momento para fortalecer y, sobre todo, evitar que se debilite la legislación existente y las políticas que permitirán una acción de inicio rápido de REED+.

Los bosques no son solamente sistemas naturales que ofrecen a los gobiernos opciones prácticas basadas en la naturaleza para luchar contra el cambio climático. La protección de ecosistemas marino-costeros, tanto como de los pastizales y de las zonas secas del mundo son elementos cruciales para la conservación del carbono y el mantenimiento de recursos de los cuales millones de personas dependen diariamente, como: agua, alimentos y seguridad.

“Las personas a menudo no se dan cuenta de lo efectiva que puede ser la naturaleza en la lucha contra los efectos del cambio climático”, dice Edmund Barrow, Director del Programa de Manejo Ecosistémico de la UICN. “El desafío es encontrar las vías más apropiadas y sostenibles para manejar y utilizar esos recursos. Ecosistemas costeros intactos ofrecen un doble beneficio para enfrentar el cambio climático, no solo porque protegen a las comunidades de un aumento inevitable del nivel del mar y del surgimiento de tormentas, sino que además la existencia de sistemas costeros saludables permite la captura y el almacenamiento de grandes cantidades de carbono”.
 

Para mayor información, contacte a:
• Brian Thomson, IUCN Media Relations, m +41 79 721 8326, e brian.thomson@iucn.org
• Daniel Shaw, Communications Officer, t +41 22 999 0168, e daniel.shaw@iucn.org
• Maggie Roth, IUCN Media Relations, m +1 202 262 5313, e maggie.roth@iucn.org


Comments

0 Comments
Write a comment

600 CHARACTERS LEFT

captcha