¿Cómo distribuir los beneficios de REDD+? Conozca un caso práctico

26 September 2013 | News story
0 CommentsWrite a comment

El proyecto de la UICN, implementado por sus socios AIDER y CI Perú, fortalecerá iniciativas locales como la producción sostenible de café en la comunidad peruana de San Martín, para frenar la deforestación.

Las discusiones sobre cómo distribuir los beneficios de REDD+ a escala mundial continúan. El proyecto REDD+ Facilitando la distribución de beneficios de la UICN ofrecerá un ejemplo actual de cómo lograrlo.

El esquema que se utilizará, en este caso, se denomina Acuerdos de Conservación. A través de estos acuerdos, que son voluntarios y elaborados de manera conjunta, se distribuyen los recursos que provienen de REDD+ para mejorar las condiciones de vida de las poblaciones. Claudio Schneider, Director Técnico de CI Perú,asegura que estos acuerdos representan una responsabilidad para las comunidades, porque así como se benefician, también se comprometen a detener la tala de bosques.

“Los beneficios están orientados a ofrecerles alternativas productivas. En este caso se trata de la producción del café, mejoramos sus cultivos a través de apoyos técnicos, fertilizantes orgánicos e insumos de plantas nuevas que les ha permitido aumentar la productividad y a la vez reducir la presión sobre el bosque”, afirma el experto.

Schneider resalta que el mecanismo de los acuerdos es muy flexible y que se puede adaptar a las necesidades del proyecto y de la población. “REDD+ provee el fondo semilla para desarrollar en una comunidad su capacidad de autosustentarse. En el proceso se analizan las necesidades, el estado socioeconómico de la comunidad, el estado de la biodiversidad y a partir de esa información se desarrolla un plan comunitario para que puedan administrar sus recursos de manera sostenible”, explica.

El proyecto tiene como base varios elementos de desarrollo de capacidades y preparación para REDD que CI Perú ha impulsado desde hace 4 años, gracias a un contrato de administración que le otorgó el SERNANP para garantizar el manejo y la sostenibilidad de una de las áreas protegidas más amenazadas y con más deforestación de Perú, el Bosque de Protección del Alto Mayo.

Yolanda Ramírez, especialista de AIDER, asegura que este proyecto aporta con experiencias concretas cómo el mecanismo de Acuerdos de Conservación ayuda a lograr una distribución justa y equitativa de los beneficios de REDD+.

“Estamos convencidos de que este mecanismo puede funcionar; ya hemos visto los resultados y creemos que el caso de San Martín se puede replicar en Tambopata y Ucayali”, asegura la representante de AIDER, organización que también mantiene un contrato de administración en la Reserva Nacional de Tambopata.

“Con los acuerdos ganamos todos: las comunidades, porque tienen una alternativa económica productiva rentable; el SERNANP, porque se evita la tala de los árboles; los consumidores, porque acceden a productos orgánicos de calidad. Lo importante de estos acuerdos es que impulsan la actividad que mejor sabe hacer una comunidad, para lograr que sea rentable y sostenible”, manifestó.

Doris Cordero, Oficial de Programa de la UICN menciona que el proyecto medirá también el impacto en los medios de vida de las comunidades. “Todos estos insumos servirán para alimentar las discusiones a nivel nacional, que en este momento son muy teóricas. En Perú existen más de 30 iniciativas piloto REDD+ y con este proyecto de UICN aportaremos con un ejemplo práctico que puede servir de guía para otros pilotos”, destacó.

Más información sobre el proyecto, aquí.
Contacto: doris.cordero@iucn.org 


Comments

0 Comments
Write a comment

600 CHARACTERS LEFT

captcha